Flat Lux... ( jueves para la trastienda del pecado)

Si, alguien que no nació explota por los aires, se desvanece entre sus dedos, derramándose a tontas y a locas en mi vientre colisionando mis sentidos.
Diestra maneja el sable como si agitara la tierra para ganarle a la vida, y caigo tendido entre las almohadas en un ex abrupto de locura, todo de una vez. La saciedad y el silencio se apoderan de todo, como si cayera en un abismo.
La masturbación es pasatiempo de dioses; Zeus de seguro construyo la vía láctea en un disparo de milicia bráctea, modificando la vida y convirtiéndola en una hoja que simula ser flor, ni más, ni menos, la eyaculación es el sentido final de la vida, el principio y el fin de todo en mi cabeza, su caricia me transporta al olimpo, flat lux.
Me masturba en silencio, gimiendo mis gemidos. Como una mosquita muerta se presenta en mi habitación, así como la novicia, que suele estar callada en el convento mientras su deseo vibra por dentro, ocultando su naturaleza. Ella, disfruta a solas la magia de la masturbación, esperando mi sumisa respuesta al acto espiritual sine qua non, que ejecuta con maestría, no se reprime en la postura, ni en la imaginación. Si a caso tienes un amor secreto, hazle los honores y fáltale al respeto. 
En la piel de su mano, soy río que arrastra confusión, me derramo en mi origen, me ahogo en espesa polución, me convierte en un pervertido, me masturba para mantenerse en su estado virgen. Masturbar, es componer una canción, es escribir un poema,  cave canem ; ella es salvaje. Niega que es excitante rociar el pecho de este cachorro derrotado, pero jadea igual que yo cuando lo hace, luego se agacha recogiendo los restos con un beso eterno, celestial, y no para hasta verme satisfecho, mientras tiemblo al roce de sus dedos, al gozo de sus labios, al tibio de su boca.
- No pares Gustab hasta quedar satisfecho, deja que tu zumo llene mi boca...
 Ahora pone la pastilla bajo mi lengua, y desaparece ante mi ojos borrosos, guardo silencio y oro por su pecado.
Flat lux, corpus delicti; suum peccatum, suum desiderium, vita mea illi est...

Gustab...



Otros relatos en la TRASTIENDA DEL PECADO...











Comentarios

  1. Sin duda tengo que decirte que en todos los restos de los jueves este se sale, ya que has utilizado casi todas las locuciones y lo has hilado no bien, magníficamente.
    Un abrazo Gustb.

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, tan erótico el relato, Gustab, y además, has sabido enlazar muy bien las frases de la propuesta.

    Me gusta lo que dices que masturbar es componer una canción, es escribir un poema.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Erotismo poético...Bien usadas las locuciones. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Erotismo puro, conjugando las locuciones a la perfección. Acaloradamente correcto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hot, hot, hot... y además añades extras en tu propuesta. Genial!

    ResponderEliminar
  6. Muy buena conjunción de las locuciones en un relato de erotismo puro te ha quedado muy bien.
    Saludos.
    PATRICIA F.

    ResponderEliminar
  7. Tienes unas metáforas tan agradables de visualizar; y sentir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Gustab! Doble inspiración has tenido para este jueves, muy bueno el relato y bien hilado con la frases! Sin duda la masturbación es componer una canción, me encantó esa frase! Besos por ahí!!!

    ResponderEliminar
  9. Te has lucido, gustan. Sin perder tu estilo has logrado con creces cumplir el difícil reto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Ti descripción es pura poesía de principio a fin, no lo he constatado pero creo que nadie ha descrito la masturbación como tú lo has hecho.
    Felicidades

    ResponderEliminar
  11. Amén. Has empleado perfectamente el juego de tus palabras con las locuciones. Has derrochado impulso y has dibujado, en una fina línea blanca, un deseo que enarbola tu palabra.
    Mil gracias por formar parte de la convocatoria de esta semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Presentás a la masturbación como una prescripción médica, comparable a la pastilla, con la asistencia de la novicia.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Desde la oscuridad...

Entradas populares