no dejes de leer.....

lunes, 4 de junio de 2018

Morfeo y sus designios y placeres.

Llevo una semana y media en cama , una lesión a la columna me tenia postrado, estaba sólo y excitado, y mis demonios se encargaban de cuidarme. 
Hoy esta frío, y mi espalda esta mejor, pero hace unos minutos he sentido golpes en la puerta...
Mi departamento huele  a sexo, mi cuerpo lleva días sin bañarse, siento ese olor a hormonas, sudor y semen, desperté excitado, estaba soñando con sexo, especialmente con una mujer con la cual había estado conversando ayer, luego de golpear varias veces la campanilla del teléfono para que la operadora de contestara y comunicara con ella. Hemos sido amantes por algún tiempo. Cada vez que nos vemos sólo nos juntamos para tener sexo y disfrutar de nuestros cuerpos, encuentros fugaces y locos que nos inspiran sólo a jugar a los amantes furtivos, aquellos que esconden su naturaleza tras los cuerpos sudados , tras cuatro murallas donde el mundo no es capaz de vernos, donde sólo reina el deseo y dos cuerpos desnudos desatados por el deseo. La distancia hace que esas conversaciones de teléfono se conviertan en satánicos infiernos de deseo y vulgaridad, donde nos mostramos desnudos en palabras y tonos de voz, donde nuestras manos y dedos no se controlan y terminan
Añadir leyenda
masturbándonos, donde la carne se hace débil a las palabras, donde los gemidos y jadeos son telefónicos llamados de placer y cargados de Lujuria, ella se llama Carolina, pero prefiero llamarle Erótika. Tras ese llamado, se gestó una conversación que se convirtió en reclamos y acusaciones. Y así dejamos una conversación sin terminar y nos fuimos a nuestras camas sin terminar de contestar ciertas preguntas.
Mi cama , huele a sexo, mis sabanas a deseo y locura. Ese olor que se que disfrutan mis amantes cuando estoy excitado, y que ella conoce bien. Al cerrar los ojos sólo quería después de esa conversación tenerla para revolcarme sin pudor con ella, ahogarme en sus senos y beberla, jugar con su vientre y sepultarla en deseo, mi lengua sabía que si llegaba a su ombligo y jugueteaba con él, ella perdería la cabeza y se entregaría a todo. Luego abriría sus piernas para beber de sus jugos el éxtasis hasta verla levantar sus caderas y caer repetidas veces sobre las sabanas  suplicándome que no siguiera hasta verla cerrar sus ojos y entregarse al placer y  lujuria que le provoca. Cerré mis ojos pensando en ella y con mi deseo vivo.
 Como a las tres de la mañana desperté mojado, mi semen estaba impregnado en las sábanas, corriendo por mis piernas y con mis manos empapadas de él. Llevé mis dedos a la boca, y pude sentir el deseo de poseer a cualquiera que entrará por esa puerta añosa, y con la pintura saltada a la fuerza de la humedad y la sal del mar... y sólo me deje caer nuevamente en los brazos de Morfeo.
Cuando logré llegar a la puerta, antes de contarles todo lo que había pasado anoche después de esa conversación, entró ella por la puerta, su cabello estaba rojo como el fuego,  Su abrigo era largo, y sus labios rojos no dejaban de iluminar su rostro. Un pañuelo al cuello , dejaba ver sus grandes senos, y sentí como mi cuerpo temblaba bajo la sábana que me cubría. El dolor en la espalda no me dejó sostenerme en pie, y volví a la cama mientras ella seguía mis pasos... de pronto senti como sacaba su chaqueta y pañuelo dejándolo tirado en desorden  sobre el sillón. Me tiré en la cama dejando caer la sábana, y desnudo, dejé que su deseo me recorriera. Sin decir nada, dejo que sus manos me
recorrieran en mi dolor, estaba expuesto, y desnudo, a lo que ella quisiera. Abrió las cortinas para dejar entrar la luz, sus labios no decían palabras, y sus ojos se dedicaban a recorrer cada rincón de mi cuerpo, susurrando cosas que no alcanzaba a escuchar.Entró al baño dejando correr el agua en la bañera, sus piernas se veían entre los cortes de su vestido al agacharse y sus nalgas se dibujaban con cada movimiento. se sentó en la silla de batro, y me miraba mientras yo desnudo me dejaba ver.. A pesar del dolor que sentía, puse una sábana sobre mis genitales, y empece a jugar bajo ella  mientras ella apretaba sus labios y hablaba de ese olor que sentía. Jugaba con sus piernas abriéndolas y cerrándolas , cuando su vestido se levantaba , una de sus manos lo bajaba , y dejaba sus piernas abiertas. 
Después de unos minutos de juegos de seducción, se acercó y acariciando mis pechos y jugando entre mis pelos con sus dedos, me dijo...vamos a darte un baño. y cojiendome de los brazos , me empujó a la bañera, mientras desenredaba la sabana de mi cuerpo. Cuando por fin estuve en el agua, metió sus manos en el agua y empezo a esparcir el agua tibia en mi cuerpo. Sus caricias me hacían revolotear, y todo empezó a dar vueltas en mi cabeza. Sus manos jabonosas empezaron a lavar mi cuerpo deteniéndose donde a ella le gustaba, y me hablaba como un niño regalón. hasta que empezó a jugar entre mis piernas mientras mordía sus labios., Levantó mi espalda sosteniéndome de la cintura y esparció el jabón por mi sexo, el que no demoró en erectarse entre sus manos, y acaricio suavemente mientras lo dibujaba con sus dedos, el dolor me hizo caer nuevamente en el agua. Y esbozando una sonrisa y sosteniéndome del miembro erecto, se acercó a mi boca susurrando cuanto me deseaba, beso mi boca , hasta que su labial de deshizo en el agua.... Gustab... te deseo, hoy estás  a mis caprichos... Mi dolor fue cediendo al agua tibia y sus manos.
Salió del baño a ordenar la cama y estirar las sabanas... yo estaba excitado, pero el agua hacía lo suyo.
Una vez estirada la cama , la vi desaparecer y volver con una bata de seda que guardo de una vieja amante en mi armario. Sus senos se dibujaban tras las telas y sus nalgas se movían a cada paso, se estiro en la cama abierta y se dejó caer mostrando sin pudor su sexo, abría las piernas y las juntaba mientras sus manos jugaban con sus senos... dejando ver sus rozados casquillos que se erectaban entre sus dedos dibujándolos tras las telas... me hablaba del olor de mis sabanas, del olor a semen en ellas y de cuanto le gustaba ese olor, y se revolcaba como una niña mientras su bata se abría y cerraba dejándome ver a ratos su cuerpo desnudo. Se quedó quieta por fin, estaba apoyada en su vientre, y la bata corrida dejando sus nalgas desnudas hacia mi, llevó sus manos por abajo de su vientre hasta meterlas entre sus piernas, y levantando su bello derriere,  mientras sus manos jugaban con su sexo repetía, ...me deseas Gustab... me deseas?, que pena lo de tu espalda.
Reía con malicia,
Luego de exhibirse por un buen rato, volvió al baño, me saco del agua y tomo la toalla para secarme. Donde pasaba la toalla ponía un beso, y en ocaciones , recogía con su boca las gotas de agua que iban quedando.
Me llevó a la cama, me estiró sobre las sabanas , y con una prolongada caricia desde mi cara hasta mi entrepierna, susurro, eres mio. Dejó entonces caer la bata, y en cuatro piernas, dejó que sus senos acariciaran mi cuerpo, dejándolos colgando por un momento en mi boca... luego los deslizó hasta mi sexo, dejándolo atrapado entre sus carnes, su boca bajaba por mi cuerpo chupando todas las gotas de agua que habían quedado. Cuando ya sus senos me liberaron, su mano lo tomo con cuidado y delicadeza hundiéndolo en su boca.... mis ojos se cerraron  dejándome llevar por la locura, mientras sentía como entraba y salia entre sus labios, como su lengua sabía lo que quería y como sus labios se cerraban y volvían a abrir para deslizarlo adentro. duró mucho tiempo, manejaba todo desde sus mente, se detenía para mirarme a los ojos y reír, sabía lo que causaba, y mi dolor no me dejaba mover, hasta que por fin lo dejó entrar y sin dejar de detenerse, me llevó al éxtasis, y lo liberó para que me corriera libremente mientras salpicaba todo a mi alrededor,  yo me batía entre el dolor y el placer, jadeaba como un loco, hasta que cuando terminé , lo llevó nuevamente a su boca para terminar de sacar las últimas angustias y volverme a la calma.
Termino quedándose a mi lado , mientras jugaba con mi sexo y me robaba besos entre mi dolor y sus ganas de montarme para terminar con mi espalda...

Gustab, pensado en Erotika..

No hay comentarios: