no dejes de leer.....

martes, 17 de marzo de 2009

Fragancias sublimes....

En mi vida de adolescente siempre había la imagen de una mujer, siempre desnuda, siempre detrás de una puerta, siempre seductora.Y una de las cosas más desarrolladas y que alimentaban mi imaginación, era mi olfato. Las Fragancias me enloquecían, y las mujeres que se acercaban a mí, lo sabían.
Un día domingo, como todos, mis padres se levantaron muy temprano, pues asistían a la misa de la mañana, tipo ocho o nueve, no me acuerdo, y como siempre, se despedían de mí y salían rumbo a la iglesia. La nana aún no se levantaba, y yo lo sabía, y cuando sentía que la puerta de calle se cerraba, me escurría por los corredores hasta llegar a la puerta de la pieza de servicio, y sin pensar, me arrodillaba para mirar por el ojo de la cerradura. Pero ese día seria más osado que nunca.
Al asomarme, note que en el dormitorio no había movimiento, y luego de unos instantes sentí correr agua en el baño, típico de Isabel, día domingo baño seguro, era su día de salida. Me quedé un rato en silencio esperando a que el agua dejara de correr, sabía que justo en ese instante, ella entraba en la vieja tina de fierro, tan rustica como ella. Sin hacer ruido bajé la manilla intentando que no me escuchara. La puerta del baño estaba entre abierta, y al acercarme, pude ver a mi nana con un paño en la cabeza, y sus senos flotando en el agua semi hundidos. Sus manos se deslizaban por su cuerpo esparciendo el agua que corría en su piel buscando un camino de descenso. Quería ver más, pero el movimiento del agua no me dejaba. Ella ya era una mujer mayor, tendría unos 46 años muy bien trabajados. Sobre la cama estaba tendido el delantal que ella usaba para su trabajo, aquel delantal blanco semi gastado que hacía notar sus pezones cuando no usaba el sutièn. Me acerque semi agachado para que no se notara mi presencia en el dormitorio y tomándole entre mis manos, lo acerqué a mi nariz para olerlo, una mezcla de perfume barato, sudor y comida, algo desagradable, pero tenía su olor. Lo abrí para oler mejor, y mi sorpresa fue grande cuando de él, cayó su calzón y sostén que permanecían ocultos entre sus arrugas. No dudé en tomarlos y llenarme de sus fragancias, los sostenes olían a ese perfume entre dulzón y sudor, quizá a algo más, no sé, un olor muy particular, creo que era la fragancia de su piel. Los encajes eran algo duros, pero al bajar se tornaban más suaves, respiré profundo como queriendo introducir ese aroma en mi cerebro, en lo más hondo, en el rincón más central de mi mente. Pero aún quedaba lo mejor. Al sostener sus ropas intimas, noté que el aroma de su sostén era muy distinto al de su calzón,que era de textura más suave, se deslizaba deliciosamente por mi cara. Éste era más fuerte y profundo, algo así como dulzón y amargo a la vez, como a madera vieja, o como el aroma del moho, húmedo y profundo, pero muy exquisito, tanto como el sudor de los genitales, Algo así como entre sudor y orín, pero más profundo aún, casi imperceptible a los olfatos delicados, o desagradables para otros. Para mi era una fragancia sublime. Pero no sólo con mirar, oler y sentir esa tela, era suficiente. Lo pegué a mis narices repitiendo el procedimiento de sus sostenes, pero esta fragancia me sedujo a probar, si a probar, y dejé que mi boca tomara contacto con la tela, como queriendo recoger su gusto aromático, y mi lengua se deslizó por las telas justo por donde descansa su sexo, y observe todo aquello que toma contacto con ella en el día. Era un gusto a almizcle, un sabor usado mucho en el restaurante de Ziang Chu. Al tocarlo con la lengua, pude sentir su untuosa textura, gruesa y empalagoza, como grasosa, dibujada como pequeñas manchas pardo blanquesinas, y amargo sabor, pero al volver a sentir, tenía tonos dulzones asomagados. Mis sentidos se fueron llenando hasta embriagarme, hasta el punto de no sentir cuando se abría la puerta del baño y mi nana emergía mojada y semi desnuda, con su pelo empapado y goteando el la habitación...Sólo escuche mi nombre y todo se nubló dentro de mi. Al despertar de ese momento extraño, mi nana gesticulaba y profería palabrotas sucias... sólo pude entender un - ¡¡¿ Qué Haces?!!- Yo estaba paralizado y sólo le miraba uno de sus senos que la toalla no alcanzaba a cubrir... y unos negro vellos qué se escapaban por abajo, estuve a punto de orinarme mientras mi sexo crecía al interior de mi pijama hasta escaparse por las telas sin pudor. Luego de los gritos, un silencio se apoderó de todo, mientras sus ojos muy abiertos me miraban fijamente y sus manos trataban de agrandar la toalla para que cubriera todo, pero era inútil, la toalla era demasiado pequeña y no estiraba. Quise bajar la vista avergonzado, pero no podía.
Finalmente, mi Isabel se sentó en la cama y me preguntó si le gustaba el olor, y que qué sentía al hacerlo. Traté de hablar, pero no podía, ella estaba sentada en la cama, desnuda sólo con esa pequeña toalla, mi sexo palpitaba y yo trataba de devolverlo al pijama y no podía. Ella empezó a vestirse frente a mis ojos, se puso su enagua y unas medias de encaje francés que yo sabía que las había tomado del armario de mi madre, se sentó en la silla del tocador de madera vieja, y me miró mientras yo apretaba mi pene con fuerza tratando de contener cualquier accidente, pero mi rostro empezó a encenderse de un rojo muy fuerte, la cabeza daba vueltas y mis gestos se volvieron torpes. Enmudecido la observaba mientras ella se levantaba la enagua para dejar ver algo más de lo que dejaba ver la enagua semi transparente... ella se notaba nerviosa, después sabría que no eran nervios literalmente, pero no dejaba de jugar con sus manos y se tocaba por sobre la delgada tela mientras yo miraba babeante... Hasta que abriendo las piernas me pidió que me acercara a ella. Con sus largos dedos tomó la basta de su enagua y la fue levantando lentamente, una vez desnudo su sexo a mis ojos, abrió las piernas hasta quedar a horcajadas, y se tiró hacia atrás para con sus dedos abrir sus labios vaginales y dejar que brotara toda esa humedad que había adentro, un color rubí se apoderó de mis ojos, casi purpura, brillante por un espeso liquido que brotaba de su interior, y dejó que uno de sus dedos tocara un pequeño ganglio como un pequeño monte en la parte superior de sus labios, hasta abrir su sexo completamente pidiéndome que me acercara, yo lo hice, su piel era tan suave y fragante, tan exquisita que me seducía haciendo perder mis sentidos. Podía sentir su olor más nítido que nunca, mientras esa sábia brotaba entre parduzca y transparente llenando su interior. Me ordenó chupar deliciosamente, amenazando de acusarme a mis padres si no lo hacía. Pero no era necesario, lo deseaba con todo mi corazón y me enterré en esa carne púrpura sin chistar, mientras esos aceites se iban pegando en mi lengua como atraídos por un imán. Mis sentidos se unían en una armonía increíble, mientras ella me decía que me agarrara el pene con fuerza, y que quería sentir como chapoteaba mientras lo movía, y que chupara con más fuerza. Mis papilas gustativas se enredaban en un néctar exquisito, y sentía como mi lengua se ponía trapoza y se empalagaban mis labios sintiendo el mismo olor de hace un rato, pero más puro y cristalino, real gusto meloso y salado. Toda mi boca se llenaba de su gusto, de su sabor, y mi nariz se mojaba dejando salir ese aroma sublime que penetraba en mi cabeza, sus gemidos se volvieron gritos, jadeaba descontroladamente, mi mano masturbaba mi sexo con fuerza, y ella grito ahogando sus gritos y gemidos hacia su vientre que empezó a saltar sin control como el oleaje del mar en una noche de tormenta hasta que sentí como entraba a mi boca un torrente bizcoso que lleno toda mi garganta abligándome a tragar para no ahogarme porque sus manos sujetaban mi cabeza empujándome hacia esos labios hinchados y carnosos endurecidos por el accionar de mi boca.... y chupe y chupe hasta que ella cayó sobre sus espaldas rendida y temblando aún después de varios segundos, hasta que sus manos liberaron mi cabeza dejando que una bocanada de aire entrara por mi boca y nariz. Me puse de rodillas frente a la cama mostrándole como mi mano agitaba mi sexo mientras ella me rogaba seguir, hasta que mi cuerpo sintió que no se controlaba dejando escapar chorros de semen sobre sus medias de seda francesa... caí entre sus muslos aún abiertos respirando sobre su sexo mojado, mientras ella acariciaba mis cabellos desordenados. Luego me pidió que la dejara sola. Se dejó caer sobre el respaldo cerrando sus ojos mientras volvía yo a mi cuarto.
Su olor y sabor quedaron en mi cara, mientras me tiraba en mi cama para dormir. Mis manos recorrían mi cara esparciendo su bizcoso liquido por mi rostro y recogiendo cada gota que quedaba para llevarlo a mis labios, mi nariz guardaba ese olor como un tesoro. De ahí no supe más hasta varias horas después cuando desperté en mi cuarto medio desnudo, pero con una fragancia sublime en mi mente.
Gustab, en recuerdo de Isabel.

16 comentarios:

MeRieM dijo...

Interesante.... Tu adolescencia ha dado para mucho, eres de lo más...¿sorprendente?
De ahí tus escritos tan sensuales y tu misterio... aún, creo, sin resolver.
Bueno me ha gustado, esperaba impaciente otra de tus historias, pensé que volvería el padre Cristo...
Un beso de esos que describo en mi poema, Gustab, Rodrigo... o a cualquiera de tus personalidades.

Arkantis dijo...

Hola,me das permiso para poner tu comentario en mi post??..es precioso...

Arkantis dijo...

No puedo resistirloooooooooo lo publico...si no me da tiempo hoy...mañana de fijo

Arkantis dijo...

Ya lo hice,esta puesto,lo que no se que pasa di a publicar tus dos comentarios pero solo se ve uno...

Un besazo y graciassssssssssss

rodrigo dijo...

" es tuyo, y si lo sientes así tienes mi consentimiento..."

Gustab

Nadia dijo...

Una maravilla de texto.

¿Ya no tienes niñera?

Besos

AriaDna dijo...

tremendo momento en tu adolescencia, lo recuerdas ahora y lo recordarás siempre, un texto buenísimo

un besote

Arkantis dijo...

Hola,hoy me he parado a leer tu post pues ayer me fue imposible...bellos recuerdos de tu adolescencia..que seguro aun te pone los pelos de punta..

No se si te di las gracias ayer por tus comentarios..si te las di te las repito hoy..¡¡GRACIASSS!!...

Un besazo

ah te pongo en seguimiento tu blog..para saber cuando publicas..

rodrigo dijo...

Para las que se interesen el puesto esta vacante, aunque ya no soy un niño....
Besos y gracias a todas.

Shanty dijo...

Crei que era una historia imaginaria. ¿Asi que cierta? ¡Vaya historia! Todo un mar de sensaciones.

Besos.

Arkantis dijo...

Ayyy tus palabras tienen más que ecos..solo hay que ver los comentarios..

Ya estamos como ayer,tenia dos comentarios tuyos..pero solo salio uno y en teoria se publicaron los dos..cosas de la blogosfera :-S

Un besazo Rodrigo

EMBRUJADA dijo...

Rodrigo; Ay...Rodrigo, Rodrigo,Rodrigo,ni te imaginas lo impresionable que yo soy ,me dejo llevar por detalles que invaden mi cuerpo en un momento determinado y la verdad leer lo que me has escrito me ha dejado fuera de juego,pero como no puedas pensarlo,hacìa tiempo que nadie escribia en mi blog algo tan sumamente atrayente a mis sentidos...
tendrè que leerlo varias veces para poder nutrirme de cada una de tus palabras.

Gracias corazòn ..es todo un detalle .

Bueno...de verdad que ademàs que que llega la primavera,me dejas estos comentarios pues nada màs me queda suspirar ,tomar un soplo de aire y sentirme bien.

Dulcemente Embrujada.

Espero volver a verte.

Massy dijo...

Vaya, tus letras dulces han sido el mejor regalo para mi en este cumple blog, mil gracias por aparecer un dia como hoy...

Umm por cierto? aun sigue vacante eso de ser tu nana, uno siempre tiene que tener ese alguien que cuide de uno..jeje

Un besote enorme !!

te espero a menudo en mi pagina, tus palabras me transportan al cariño que me falta..

post-data...por cierto, voy a poner tu comentario como entrada, me ha fascinado..muack!

lisebe dijo...

En primer lugar, muchas gracias por dejar tus comentarios en uno de mis blogs, Hummm! me han encantado quería pedirte permiso para escribirlos en el lateral de mi blog sensual.

Y si me permites me encanta este tu espacio y te enlazo.

Besitos sensuales

Arkantis dijo...

:D la que estas preparandoooo en la blogosfera...es que escribes de escandalo...

Besos y feliz día

Arkantis dijo...

:D la que estas preparandoooo en la blogosfera...es que escribes de escandalo...

Besos y feliz día