no dejes de leer.....

viernes, 6 de junio de 2008

Gemidos...


Susurrando mis dedos abren las puertas del templo para apoderarse de él. Encendidas las mejillas van rosando los tibios muslos que se abren a mi paso, bebo, muero para renacer en su placer, y voy alimentando mi deseo bebiendo del templo que quiero volver a poseer. Limpias las manos buscan la presencia distante, gime a cada abatida, tiembla cercenando sus recuerdos, muere para volver a nacer entre mis palabras.
Gustab
(Dedicada a mis amantes de la blogosfera)