no dejes de leer.....

jueves, 4 de octubre de 2007

Caos en el puerto.

Entre ojos verdes y pañuelos artesanales,Entre voces sensuales que liberaba el auricular, Gustab divaga día a día, Tan lejos y tan cerca.Venus siempre se presenta en su vida extasiando la mente lujuriosa del escritor.
"Hoy la hoja enquistada fluye.
En la vieja casona de Arturo Prat, Las cintas amarillas no dejan entrar, Las balizas invitan a los mirones a alejarse del lugar.
El descendiente de los Belmar sigue escondido tras las puertas de prostíbulos y bares de baja monta.
Las gitanas del puerto tiran las cartas tratando de averiguar que paso con el extraño de vista perdida, de ojos divagadores.
Los enrojecidos ojos del poeta maldito delatan su locura, y su propia maldición."
Gustab se pierde entre las teclas de la vieja Royal.
El tranvía hace rechinar los rieles que están incrustados en los adoquines, el café no deja pensar, los Músicos del Gato viudo no dejan escuchar, las prostitutas de aguzados tacos golpean sobre las piedras de la vieja calzada, los burdeles cierran sus puertas para recibir una vez más a los marineros de los viejos petroleros de Panamá, los barcos han dejado caer las anclas, las faenas de las harineras están en paro, vuelve a sentirse el olor del mar, húmedo y mojado, rocía los viejos adoquines mojados por la sal, las calles se van llenando de vidrios de botellas que dejaron caer algunos borrachos, el olor a ron, agua ardiente y sudor, se mezcla con la brisa que al fin dejó escapar el mar, las faenas están en paro, el puerto es un caos, los ascensores no dejan de subir a los desocupados de la ciudad.
A pesar de l terror por el sicópata del puerto, este no detiene su andar.

Gustab trata de escribir sus mejores lineas, un libro que Hablará de los gitanos, " Cuentos de gitanos" lo titulará.